Cuna de bonitas, coloridas y especiales celebraciones de Europa, no hay lugar, en el que la fiesta y las tradiciones se vivan con más fervor que España, un país en el que el sol, las buenas temperaturas, las bellezas de sus costas mediterráneas y atlánticas, la hermosura y el verdor de sus sierras y montañas, y la diversidad de sus paisajes , pueblos y costumbres, conquisten a visitantes de todo el mundo, quienes están siempre pendientes del calendario, para verificar a cuál de estas festividades peninsulares pueden acudir.

Si hay una conmemoración anual que congrega a miles de turistas y que representa a España en el mundo, es esta, la que con el encendido de las luces del Real, marca el inicio de la primavera en el sur de la península, la cual con su color, ritmo flamenco, trajes de gitana, calesas llevadas por caballos a cuyo paso, podría decirse que se escucha el sonido de las castañuelas, han dado un lugar y un nombre a los vestidos de lunares, flores y el sabor del rebujito y la manzanilla, constituyendo la muestra folclórica española por antonomasia, y dando identidad a este país, conocido en el planeta entero por este grande y perenne matiz andaluz.

Andalucía y su preciosa y señorial capital visten de luz y color para regalar al mundo la famosa Feria de Abril. Una antiquísima conmemoración a la que acuden los amantes de la música y de las tradiciones.

Reuniendo según expresan las estadísticas a más de 500 mil personas que a diario desfilan por este lugar, a veces sin dar crédito al espectáculo de ritmo que allí se vive, tanto de día, como de noche.

La Feria de abril, símbolo cultural de la otrora tierra de Al-andaluz, se remonta al año 1846, cuando dos concejales de la ciudad, solicitaron al ayuntamiento sevillano la realización de una fiesta de carácter agrícola y ganadera; con la anuencia del el alcalde de la ciudad comenzó a celebrarse, dando paso a una exposición a la que empezó a acudir, todo aquel que tuviera algún producto de este orden económico que mostrar.

Para otorgarle un carácter mucho más familiar, comenzaron a colocarse casetas dotadas de cómodas sillas, en las que se ofrecían tapas y otros apetitivos a los ilustres visitantes, añadiendo trajes típicos, bailes y esos hermosos farolillos que tanta identidad le otorgan a la ciudad de Sevilla durante estos días.

Abril es el mes elegido, y durante todos los días de duración de la fiesta, España entera baila a ritmo de las hermosas y bulliciosas sevillanas, que ponen a danzar a propios y extraños al son de las palmas y las guitarras que resuenan por todos los rincones de la ciudad.

España, el país del eterno verano, de las más ricas recetas y de las más estudiadas y eficientes infraestructuras hosteleras, hechas a la medida de los más exigentes clientes, que llenan cada primavera y verán sus instalaciones, haciendo que España rompa todos los records mundiales en recepción turística, la cual ascendió en el año 2017 a más de 60 millones de personas, en todo el territorio nacional.

Haces parte de la logística de la fiesta de sevilla? Podemos ayudarte con la impresión del material gráfico impreso, somos la imprenta especializada en atender este tipo de fiestas, a diario imprimimos carteles, librillos, tikes de consumición, libros de fiestas y en general todo aquello que puedas necesitar para tu fiesta de pueblo, contacta con nosotros al 963356036 o a info@abcimprenta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: