El verano es la época de la diversión, y sin duda alguna, el verano vive en España. De costa a costa, por todos sus rincones, la música, la celebración, el baile y la buena gastronomía, invaden a este precioso país Europeo, donde las horas de sol casi infinito el mediterráneo y el atlántico con sus preciosas y cálidas playas y sus bonitos y pintorescos pueblos del interior son la delicia de todos aquellos que buscan en la geografía de este país, un lugar para el relax, la buena comida y el a desconexión total de la vida diaria.

Para nadie es un secreto que España, el carácter de alegre y extrovertido de sus habitantes, su excelente infraestructura hostelera y su muy reconocida gastronomía, las cuales atraen y conquistan a jóvenes, a adultos, parejas y a familias enteras que se rifan sus preciosos parajes con el único fin de disfrutar al máximo la temporada alta que brinda el verano.

En este particular, debemos dar crédito a las cifras; sumando los dos últimos dos años, España ha recibido en su territorio a más de 100 millones de personas, rompiendo con todos los records y expectativas que se tenían al respecto, dentro del sector turístico, logrando ubicarse como el segundo país más visitado en el mundo, situándose sólo por detrás de los Estados Unidos de América.

España llama la atención, España gusta y si un atractivo gusta de este país a sus ilustres visitantes, son sin duda alguna, sus fiestas y celebraciones, en este particular y destacando entra las primeras por sus cualidades y preciosas locaciones, se encuentra la Comunidad Valenciana.

Porque además de Las Fallas de marzo, si hay una festividad que provoque alegría, curiosidad y la llegada masiva de cientos de turistas provenientes de todo el mundo a fin de vivir una experiencia sin igual, esta se lleva a cabo a finales de cada mes de agosto, en la muy bonita población de Buñol, se trata sin duda alguna de la Tomatina de Buñol.

Una celebración que comenzó hace unos cuarenta años con el lanzamiento de unos cuantos tomates descompuestos entre vecinos, desde entonces paso a convertirse en tradición estival, en la que con la llegada de al menos dos camiones repletos de tomates de la tierra, eso sí, no aptos para el consumo, se da comienzo a la más divertida de las batalla, en las que miles de participantes se arrojan tomates a la cara y desatando así una diversión única y sin precedentes

La fiesta de la tomatina, sólo dura un día, pero durante esas pocas horas de la verdadera guerra del tomate, los ojos de mundo giran a España y específicamente a esta pequeña localidad valenciana, a la que acuden ( desde algunos años) previo pago, unas 20 mil personas afortunadas a quitarse todo el estrés del año a golpe de tomate y a hacerse las fotografías más divertidas e inesperadas en unas calles que tras la actividad, quedan inundadas por el rojo de la verdura , que hecho de la pequeña Buñol, un sitio universalmente conocido.

Si eres parte de la organización de la tomatina fiesta, podemos ayudarte con todo lo relacionado con el material gráfico. Somos especialistas en libros de fiestas, tickets de barra, cartelería, pancartas y folletos, contacta con nosotros al 963356036 y te imprimimos el material que necesites en nuestros talleres, somos expertos en atender clientes como tu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: