El verano español es por antonomasia el tiempo más festivo de este hermoso país, considerado como la cuna del buen tiempo, de la fiesta y de la buena gastronomía de toda Europa.

Bañada por cientos de kilómetros de costa atlántica y mediterránea; y miles de pueblos interiores que destilan belleza y especial encanto, España además, cobra vida con la llegada del sol, matizando así sus principales fiestas de interés, nacional e internacional , con las que se hace gala de la profunda relación existente entre las tradiciones de un pueblo orgulloso de una cultura milenaria y esas fiestas patronales declaradas de interés internacional que congregan cada año en diferentes comunidades cuyas celebraciones no dejaran a nadie indiferente.

Buena comida, los mejores vinos, música por doquier y hermosos trajes engalanan espacios, hermosos en sí mismos que reciben durante estas épocas festivas a cientos de miles de turistas de toda Europa y el mundo, dando aún más vida, a una ya colorida y bella España adornada de parajes y paisajes casi imposibles de encontrar en el resto del mundo.

Además de contar con una infraestructura hotelera envidiable y una oferta en restauración que le ha hecho famosa en el mundo entero, En España las celebraciones en todas y cada una de las comunidades Autónomas que le conforman, representan un imán para todas aquellas familias que buscan diversión para todos sus miembros, y escenarios absolutamente encantadores , con los que llevarse a casa ese recuerdo gráfico que todos queremos después de haber disfrutado de unas muy merecidas vacaciones.

Si hablamos de fiestas, tenemos que hacer mención de trajes típicos, ritmos tradicionales y canciones típicas que nos indican, donde estamos y en que conmemoración nos encontramos; este es el caso de las tradicionales fiestas que engalanan durante el mes de mayo a la hermosa tierra castellana; porque Madrid, la señorial capital española, nos regala cada mes de mayo la incomparable fiesta de San Isidro labrador.

Desde el día 15 de mayo, la ciudad y toda la región se llenan de romerías, verbenas, atracciones y diversos espectáculos para recordar al patrón de la urbe más importante del país; y es el barrio de Carabanchel, el epicentro del color, en el que pululan los trajes de chulapos, los rítmicos chotis y un sinfín de platos que dan aún más vida a esta región castiza orgullosa de su herencia.

No en vano, uno de los pintores más importantes de la historia española como lo fue -Francisco de Goya dedico su arte y sus pinceles en 1788 a la ‘’ Pradera de san Isidro’’ el llamado santo del agua, a quien año tras año, y según la el legado popular se le implora por la llegada del agua, ofrece a propios y visitantes sus deliciosas rosquillas, sus espectaculares vinos, y todo aquello que encierra la cultura transmitida de generación en generación a cientos de nuevos madrileños , que invitan a los visitantes a beber un sorbo del agua de la ermita, símbolo de la España profunda, la cual perdura en el amor por la tierra y las costumbres de la hermosa región central española.

Si eres parte del comité organizador de esta preciosa fiesta, podemos ayudarte con todo lo relacionado al marketing de la misma, somos especialistas en libros de fiestas, tickets de verbena, carteles, pancartas y folletos, contacta con nosotros al 963356036 y te imprimimos el material que necesites en nuestros talleres, somos expertos en atender clientes como tu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: